La mejor manera de corregir el mal aliento es seguir una rutina de cuidado bucal completa, que incluya el cepillado dos veces al día y uso diario del hilo dental, para remover los restos de alimentos y bacterias que causan el mal aliento. Los enjuagues bucales sólo mejoran el mal aliento por cortos periodos de tiempo y si sufre de un problema crónico, su dentista le puede sugerir hacer una limpieza para eliminar la placa y el sarro.

Debes vigilar muy de cerca tus hábitos y tomar en cuenta la importancia de mantener tu higiene bucal.

Evita hacer cosas como fumar o comer alimentos muy azucarados, eso perjudica tu salud y no ayuda a tus dientes. Si su boca es extremadamente seca, no hay suficiente saliva para arrastrar el exceso de partículas y bacterias, que pueden ocasionar un olor desagradable si se acumulan en los dientes.

El mal aliento puede ser un síntoma de ciertas condiciones, como las infecciones del tracto respiratorio, sinusitis, bronquitis crónica, diabetes, o problemas del hígado y los riñones, así que es importante no ignorar el problema.

 

#cuidadodental, #dientessanos, #salud, #bienestar, #dientesblancos, #dentista, #saludbucal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies